1 Día


El día comienza descubriendo la parte más antigua de la ciudad, el centro histórico de Sagunto, donde se encuentra Castillo, Teatro Romano, Museo Histórico, Barrio judío, Centro de Recepción de visitantes – Casa dels Berenguer, iglesia de Sta María, Ermita de la Sangre y Calvario.

La oficina de Turismo de Sagunto es un buen punto de inicio donde conseguir información, antes de lanzarse a recorrer la ciudad.

Los fines de semana varias empresas locales realizan visitas guiadas a Sagunto, que parten desde la oficina de Turismo.

Tras la visita al centro histórico, puedes reponer fuerzas en esta misma zona comiendo unas tapas, una paella o un delicioso menú del día en cualquiera de sus bares y restaurantes.

Después de comer, puedes seguir descubriendo y admirando las joyas de la ciudad, como la puerta meridional del circo romano, la plaza imperial romana, o los espacios arqueológicos de la Vía del Pórtico y la Domus dels Peixos.

Para acabar el día, recomendamos dar un paseo por la playa de Puerto de Sagunto y cenar en cualquier restaurante de la zona.